Sergio Vargas conquista el fervor de los colombianos

Sergio Vargas concita el fervor de los colombianosSergio Vargas conquista el fervor de los colombianos  

Roberto Gerónimo

Barranquilla, Colombia.- Sergio Vargas y su Orquesta pusieron a delirar a miles de colombianos que fueron a verle al municipio de Montería, a la provincia de Barranquilla así como a la capital, Bogotá. Todo ocurrió este fin de semana la su más reciente de sus 200 giras a territorio colombiano.

El jueves, Sergio recibió la alegre bienvenida de unas mil personas que abarrotaron la discoteca ¨Milagro¨, en Montería.

Allí, dio inicio a la celebración de la tradicional  Feria Ganadera. Las ovaciones fueron de un público, casi en su totalidad femenino. Cientos de chicas le demostraron a Sergio su admiración abiertamente.

A Bogotá le tocó el viernes. Esa noche fue mágica, 3 mil personas lo esperaron en el club restaurante Andrés DC. Los cuatro pisos que componen este colosal centro de la diversión se llenaron con los merengues del Negrito de Villa, que provocó la cadencia de pechos y caderas bogotanas.

Al concluir su actuación,  fue contratado de nuevo para amenizarle otra tanda a los que les esperaban ansiosos en la tercera y cuarta planta. La tripulación musical de Sergio volvió a encender el escenario con su espectáculo lleno de energía, con un merengue que se hizo compadre de los amantes del vallenato.

Volvió a demostrar la firmeza de su popularidad en tierra colombiana.

En Barranquilla, el sábado en la noche, en el Club Campestre, durante una fiesta privada en la que su orquesta fue la preferida de una joven cumpleañera de descendencia árabe, el escenario fue invadido por entusiastas barranquilleras que bailaron y cantaron junto al artista, quedando demostrado que también es ¨propiedad¨ de esa ¨currambera¨ patria colombiana.

Desde mis giras junto a la reina Celia Cruz, no había visto, aquí, caras tan alegres desesperadas por llegar al artista. Lo de Sergio Vargas en Colombia está fuera de serie. Regresaron el domingo, y ya tienen que volver este próximo domingo a cumplir los afanosos reclamos de un pueblo que los disfruta hasta llegar al éxtasis de la más criolla ¨berraquera¨.