OPINION – Inmigración, Tratados De Libre Comercio Y Diversidad De EEUU

victor-manuel-penaOPINION

Víctor Manuel Peña                                                     (FINAL)                                                                                                                                                         

Inmigración, Tratados De Libre Comercio Y Diversidad De EEUU

Por lo visto el errático discurso de Donald Trump tiene como soporte el vacío o motivos imaginarios e irreales.  O sea que Trump ha construido su retórica a partir de una situación irreal, imaginaria o abstracta.

Otra cuestión es que la inmigración en Estados Unidos ha producido una sociedad muy diversa; sin embargo, esa diversidad no se expresa a nivel del sistema político-partidario.

En Estados Unidos el ciudadano está compelido y obligado de por vida a moverse en las muy angostas redes del bipartidismo político-partidario. En sentido general y estructural, o se es demócrata o se es republicano o te mantienes al margen del sistema político.

Todo indica que por mandato de la tradición y de la costumbre en Estados Unidos está legitimada la existencia de sólo dos Partidos políticos, lo que obviamente se traduce en una exclusión de las minorías y de sus derechos.

En Estados Unidos predomina un esquema de democracia restringida, no porque hay sólo dos Partidos políticos principales, sino porque las elecciones no las decide el voto popular o el voto de la población sino el llamado voto electoral.

LOS ANGELES - JUNE 24:  A composite of numerous flags from across the world is held by immigrant reform supporters as they march on Hollywood Boulevard in support of the legalization of millions of undocumented immigrants living in the United States June 24, 2007 in Los Angeles, California. Fire officials estimated the crowd in attendance was around three thousand people.  (Photo by J. Emilio Flores/Getty Images)

Es una democracia política tan restringida en la que las minorías no pueden pasar a ser, en virtud de la dinámica social e histórica, mayorías en un determinado momento.

El proceso de construcción y control de la hegemonía de la mayoría en el estrecho marco del bipartidismo funciona como el péndulo de un reloj al pasar de un Partido a otro, pudiendo ser detentada sólo por el Partido Republicano o por el Partido Demócrata.

Se ve que la sociedad estadounidense está estructurada, conforme a la ideología del liberalismo y del pragmatismo dominante, para que el sistema político, rígidamente formateado, sirva como tamiz para reproducir el modelo económico y social sin grandes tropiezos.

El hecho de que un candidato independiente pueda surgir y participar en los debates presidenciales si cuenta por lo menos con el 15% de la preferencia del electorado, no invalida el planteamiento anterior.  Tampoco lo invalida el hecho de que hoy hay la posibilidad de que el Partido Libertario y el Partido Verde (Partidos éstos que certifican su existencia en el introito de la presente campaña electoral), los dos con candidatos presidenciales, puedan participar en los debates presidenciales si en las encuestas logran el 15% de preferencia ya indicado.

Antes al contrario, esa situación es una situación de excepción que confirma mi planteamiento anterior con relación a la democracia restringida que hay en Estados Unidos y con relación al hecho también de que el sistema político-partidario no expresa la amplísima diversidad de etnias y de culturas que hay en la sociedad estadounidense.

En un sistema político presidencial o presidencialista como el estadounidense debería expresarse sin problema esa diversidad a nivel político-partidario. Sin embargo, no ocurre así.

Donde esa diversidad podría presentar problema, y al efecto lo está presentando actualmente, es en un país, como España por ejemplo, donde la hegemonía política se construye o se constituye a través del tamiz del sistema parlamentario.