Los Aspirantes Del PLD En La Actual Coyuntura

Opinion EditorialLos Aspirantes Del PLD En La Actual Coyuntura

Guarionex Rosa | ANALISTA POLÍTICO

Más que algún liderazgo en el Partido de la Liberación Dominicana, PLD, lo que trata de preservar la Vicepresidenta Margarita Cedeño, es el amplio reconocimiento público con que podría contar en el caso de un tranque y se le considere una posible candidata presidencial.

Cedeño tiene todas las condiciones para ser la candidata presidencial del PLD, pero tiene en su contra que la elevada tasa de rechazo de su esposo el expresidente Leonel Fernández, de una manera u otra se le pegaría, así como a los adversarios tradicionales adictos al machismo.Opinion Editorial.1

Su respuesta de por qué no asistió al acto en el cual el doctor Fernández se proclamó precandidato presidencial “sin marcha atrás”, evidencia que la acompaña mucha sabiduría en medio de la brega interior por quién será el candidato en el 2020.

De haber ido al acto en el Centro Olímpico, la doctora Cedeño se habría apartado de una creciente impresión de que el Presidente Medina podría en marzo del año que viene, cuando fijará su posición sobre el tema, aceptar el reclamo de un sector del Partido y postularse.

Para qué, se preguntaría cualquiera, la Vicepresidenta provocaría un alejamiento con el Presidente Medina, quien la ha distinguido y desde inicios de su régimen dejó en sus manos todo lo concernientes a los programas manejados por su despacho desde tiempos de Leonel.

Cedeño no querría correr el riesgo de anteriores Vicepresidentes como Francisco Augusto Lora y Jacinto Peynado, durante los regímenes del doctor Balaguer, quienes aspiraban a la Presidencia pero dejaron “libres” a sus estrategas que rivalizaran con la reelección.

Balaguer y los aspirantes Balaguer santiguó a todos los políticos de su Partido que se presentaban a la casa de la Máximo Gómez a informarle, cuando ya él sabía todo, que se proponían presentarse como precandidatos presidenciales. “Le deseo éxito. Que Dios y la Virgen los acompañen.Opinion Editorial.2

El viejo cazurro le sacó la lengua a todos, derribó del puesto por decreto al que pudo y la burocracia oficial sabía que esos presuntos aspirantes a sucederlo estaban fuera de la gracia, aunque gastaron fortunas en asesorías y medios de comunicación para promoverse.

Ahora, al margen del doctor Fernández, Medina tiene precandidatos menores a sucederle dentro de su Partido que gastan fortunas en promoción y que no cuentan con que los electores le pasarán factura por sus desempeños como funcionarios o legisladores del PLD.

Alrededor del tema de la posible reelección en el año 2020, hay una brega discursiva entre connotados abogados, unos que consideran que el Presidente Medina puede postularse nuevamente y otros, como Fernández, que alegan la inconstitucional de ese paso.

Fernández, agarrado de la premisa constitucional, pero sobre todo de su ambición por conseguir la postulación partidaria, no parece que cejará en sus afanes a menos que la situación de aquí a marzo del año que viene le sea más desfavorable que la actual.

Margarita puede esperar La Vicepresidenta Cedeño puede esperar hasta el año que viene aunque mantenga un pequeño equipo de trabajo en silencio en favor de una posible candidatura, al tiempo que conserva y cuida el perfil que le corresponde, un paso detrás del Presidente.

Por eso cuando le preguntaron sobre su ausencia en el acto de proclamación del doctor Fernández, dijo que “represento a todo el país, no a actividades particulares”.

Sobre una eventual candidatura: “Vamos a esperar su momento. Todo tiene su tiempo”.

Margarita no sería la santa de devoción de los estrategas del Presidente Medina, quienes al parecer se decantaron hace tiempo por “probar” si otros de los aspirantes a la nominación partidaria echaba raíces. La realidad es que hasta ahora ninguno lo ha hecho. Las encuestas que se han publicado en las últimas semanas solamente mencionan los nombres del Presidente Medina, que no se sabe si se postulará, de Fernández, que anda en busca de la postulación y de Cedeño bastante valorada.

A Cedeño le perjudica su relación con Fernández.

Muchos dentro y fuera de su Partido entenderían que si ella ganara la postulación para el 2020 y eventualmente la Presidencia, detrás estaría “manejando los hilos” el expresidente puesto que ella no tiene tendencia.

Aunque el doctor Fernández busca a muerte ser postulado y su lanzamiento por todo lo alto y a un elevado costo, dejó claro, aceptaría como solución salomónica, en el fondo favorable, que su esposa salga gananciosa de la contienda interna.