Libertad de prensa está bajo acoso en la región

Libertad de prensa está bajo acoso en la regiónLibertad de prensa está bajo acoso en la región

EFE

Miami, Fla.- La situación de la libertad de prensa en Latinoamérica “no invita al optimismo”, aseguraron ayer periodistas en un foro en Miami que discutió la amenaza que suponen los gobiernos autoritarios y la violencia contra los comunicadores.

El foro congregó a la periodista cubana independiente Yoani Sánchez y a Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP, y otras entidades relacionadas con el periodismo y los derechos humanos, como antesala al Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra hoy, 3 de mayo.

Al asegurar que “en Cuba nos mataron al periodismo”, Sánchez, directora del periódico electrónico 14ymedio, sin embargo, mostró una visión algo optimista al señalar que han pasado “de la censura al atrevimiento”.

La bloguera cubana manifestó que su periódico electrónico y “numerosos” medios sobre moda, béisbol e incluso portales feministas han enriquecidos la prensa “independiente” y surgido gracias al “reclamo de los lectores por mayor diversidad de temas y enfoques”.

Sin embargo, aclaró que esta “explosión” ha ocurrido sin que haya cambiado “nada” en la legislación cubana, “que funciona más bien a manera de mordaza o jaula para la libertad de prensa”.

“Seguimos habitando un país en el que cualquier intento de difundir noticias o promover opiniones diferentes al Gobierno puede ser considerado un delito de propaganda enemiga”, se lamentó Sánchez durante el foro, organizado también por la Fundación por los Derechos Humanos en Cuba.

Sánchez recordó que Cuba tiene una de la leyes “más restrictivas de América Latina para regular el ejercicio” periodístico.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) mostró de igual forma preocupación por las crecientes restricciones al trabajo de los periodistas y la persistencia del “autoritarismo” en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Para Carlos Sánchez Berzaín, director ejecutivo del Instituto Interamericano por la Democracia (IID), otra de las entidades organizadoras del evento, la libertad de prensa es otra de las afectadas por el eje que domina este siglo: “democracia vs dictadura”.

El exministro de Defensa boliviano señaló que en la “América democrática hay libertad de prensa” mientras en la otra, en países como Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, está “oprimida por una seudo-prensa”, que además se aprovecha de países democráticos para penetrar en ellos.

En ese sentido, César Ricaurte, presidente de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios), que también auspició el encuentro, señaló que la libertad de prensa “no goza de buena salud” en la región.

El ecuatoriano recordó que bajo la presidencia de Rafael Correa (2007-2017), se hablaba de la prensa como “una maleza que hay que limpiar, que hay que podar todos los días”.

Al aclarar que su país está “transitando del autoritarismo a la democracia”, advirtió de que la prensa de ningún país está exenta de los ataques oficiales, que empiezan con polarización, insultos, acoso, una estrategia de estigmatizarla “todos los días”, hasta arrinconarla.

El retiro de publicidad oficial, la premiación a los medios amigos y la compra de medios hacen parte de la estrategia, precisó.