La gran pesadilla política que Trump quiere evitar a todo costo

La gran pesadilla política que Trump quiere evitar a todo costoLa gran pesadilla política que Trump quiere evitar a todo costo

Perder el control de la Cámara de Representantes sería un desastre político para Donald Trump

Agencias EDLP

Washington, DC.- Uno de los grandes miedos que existe con el posible despido del fiscal especial Robert Mueller son las repercusión electorales que esta decisión de Donald Trump traería.

Para muchos analistas republicanos despedir a Mueller incitaría una reacción negativa en las elecciones de este 6 de noviembre de 2018, lo que le podría costar al partido republicano el control de la Cámara Baja del Congreso convirtiéndose así en la peor pesadilla para el futuro político de Trump.

El ascenso del partido democráta en la Cámara Baja sería catastrófica, asegura el último informe de Slate. Este cambio de poder convertiría a la Cámara de Representantes en un cuerpo de investigación de todos los movimientos y decisiones de Trump. 

Con los demócratas manejando las riendas de los 21 comités de investigación de la Cámara Baja la vida política de Trump estaría en la mira por el resto de su gobierno.

A diferencia del avance de la agenda legislativa, la supervisión ejecutiva puede ser procesada por una sola cámara. Tomar el control de la Cámara Baja empoderaría a los presidentes de los comités demócratas para perseguir agresivamente todos los aspectos de los intereses personales y políticos del magnate.

Hay 21 comités de la Cámara Baja que otorgan a sus presidentes el poder de citación. Algunos requieren una votación del comité y/o una consulta con el miembro del partido minoritario, pero ninguno otorga a la minoría el poder de vetar la investigación.

Un comité de la Cámara puede iniciar consultas en cualquier área dentro de su jurisdicción. Esta autoridad investigadora, y el poder de citación a través del cual se hace avanzar, ha permanecido mayormente inactivo en este gobierno debido al control republicano de la Cámara Baja.

Es por esta razón que las próximas elecciones de este 6 de Noviembre son vitales para Trump y su futuro político. En un abrir y cerrar de ojos todo puede cambiar dejando a Trump a la merced de los demócratas.