La Chercha Deportiva – Raymond Avila

raymond-avilaLa Chercha Deportiva

Raymond Avila

 

 

RD será equipo a batir EEUU busca primer títuloRD será equipo a batir; EEUU busca primer título

Se dieron a conocer de manera oficial las nóminas de los 16 equipos que van a competir a partir del próximo 6 de marzo en la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol.

Nada menos que 63 jugadores que han sido llamados alguna vez al Partido de las Estrellas, incluidos 25 que formaron parte en la última edición del 2016.

Los Tigres de Detroit será el equipo de las Grandes Ligas que más jugadores van a aportar al Clásico con 15 peloteros, en la que estará encabezada por el estelar toletero venezolano Miguel Cabrera, que estará de nuevo con su país.

La presentada por los actuales campeones, la República Dominica, mostró todo su potencial de ser de nuevo el equipo a batir en el torneo, al igual que la de Japón que buscará recupera su reinado en el Clásico, mientras que Estados Unidos quiere por fin romper el maleficio y lograr el ansiado título.

La nómina llega plagada de profesionales de las Grandes Ligas y con veteranos que ya estuvieron en la edición anterior cuando lograron el gran triunfo y rompieron la supremacía de los equipos de Japón, que había ganado las dos primeras ediciones y consiguió un bronce en la edición del 2013 cuando Puerto Rico fue plata.

Corea del Sur también posee una medalla de plata y otro de bronce, Cuba logró el segundo puesto en la primera edición del 2006 y Venezuela posee un bronce que alcanzó en la segunda (2009), todas con final jugadas en Estados Unidos, sedes de San Diego, Los Angeles y San Francisco.

Mientras que la ciudad angelina volverá a ser la sede de la final de este año que se va a disputar el próximo 22 de marzo en el Dodger Stadium, el campo propiedad de los Dodgers de Los Angeles, que juegan en la Liga Nacional.

Dominicana volverá a tener figuras como Robison Canó, Adrián Beltré, Nelson Cruz y Jose Bautista en la artillería pesada, mientras que desde el montículo van a trabajar los estelares como Edinson Vólquez, Johnny Cueto, Carlos Martínez, Iván Nova y Bartolo Colón, entre otros.

Puerto Rico como flamante nuevo campeón de la Serie del Caribe, cargado de una mezcla perfecta de talento, juventud y veteranía, también llega con todas las posibilidades de luchar por el título, como lo hizo ya en el 2013 cuando perdió la gran final ante República Dominicana (.

La clase de Venezuela y México, con el toletero Adrián Gonzáles de estrella, también estará presente al igual que la de Cuba, a pesar de su bajón en la calidad como equipo nacional, con la garantía que Japón y Corea del Sur también volverán a estar en la lucha entre los mejores, a pesar que el combinado nipón llega sin el abridor estelar Masahiro Tanaka.

El lanzador derecho de los Yanquis de Nueva York ha preferido no arriesgar ningún tipo de lesión de cara a tener la gran temporada que todos esperan dentro de la organización de los Bombarderos del Bronx.

La gran incógnita volverá a ser lo que pueda hacer el equipo anfitrión de la gran final, Estados Unidos, que de nuevo se presenta con una nómina poderosa, en la que están incluidos Giancarlo Stanton, Daniel Murphy, Nolan Arenado, líder de jonrones la pasada temporada con los Rockies de Colorado.

El joven talento de los Astros de Houston, Alex Bregman, Paul Goldschmidt, Diamondbacks de Arizona, Eric Hosmer, Bustey Posey, Adam Jones y Jonathan Lucroy, entre otros peloteros estelares con los equipos de las Grandes Ligas, incluidos varios que tienen ya anillos de la Serie Mundial.

Desde el montículo, Chris Archer, Marcus Stroman, Andrew Miller y Alex Wilson quieren también ser la referencia que ayude a los Estados Unidos a conseguir lo que sería su primer título en el Clásico Mundial del deporte que ellos mismos inventaron y para muchos sigue siendo el pasatiempo nacional.

La gran alegría para el béisbol latinoamericano es ver por primera vez al equipo nacional de Colombia, que llega con sus peloteros estelares, los abridores José Quintana y Julio Teherán.

Del resto de los equipos del mundo, sobre el papel los equipos de Italia y Holanda darán batalla en el campo, pero sin opción ninguna al título, lo mismo que Australia e Israel, que al igual que Colombia debuta en el Clásico.

Venezuela tendrá bates de lujo en el ClásicoVenezuela tendrá bates de lujo en el Clásico

Lanzadores en abundancia encabezados por Félix Hernández y bateadores de lujo como Miguel Cabrera integran la nómina de Venezuela en el Clásico Mundial de Béisbol, presentada por el manager Omar Vizquel que aspira a dejar en el olvido la eliminación prematura en la primera ronda del pasado torneo.

La presencia de Cabrera, inicialista de los Tigres de Detroit; el guardabosques Carlos González, de los Rockies de Colorado, y el intermedista José Altuve, de los Astros de Houston, colocan una vez más al equipo venezolano entre los favoritos para ganar el Clásico. Por años, esos tres toleteros han sido de los más destacados en las Grandes Ligas.

“Fue bastante complicado hacer el roster pues tenemos mucho talento en Venezuela”, dijo Carlos Guillén, gerente general de la selección y presidente de los Tigres de Aragua, en declaraciones difundidas por la televisora local La Tele Tuya. “No fue fácil dejar por fuera del roster” a Asdrúbal Cabrera (Mets) y Pablo Sandoval (Boston), entre otros, añadió Guillén.

Esas exclusiones se dieron ante las particularidades del certamen, signado por las restricciones impuestas a la labor a los lanzadores debido a la cercanía del comienzo de la temporada de Grandes Ligas. Así, la prioridad era fortalecer el cuerpo de pitcheo.

Pese a las fallas defensivas y la falta de ritmo en el plato de varias de las figuras que llegaron con escasa preparación, la inefectividad de sus lanzadores fue decisiva en la eliminación temprana de Venezuela en el Clásico de 2013.

Guillén resaltó que el equipo venezolano contará con apenas 13 jugadores de posición y el resto de la nómina de 36 jugadores estará compuesta por lanzadores, donde además de Hernández (Seattle), destaca el relevista Francisco Rodríguez (Detroit).

Guillén, empero, admitió que Venezuela acusa “bajas importantes” en su cuerpo de lanzadores, entre ellos el lanzador Carlos Carrasco, que tuvo en la pasada campaña una marca de 11-8 y un promedio de 3.35 carreras limpias permitidas con los Indios de Cleveland.

Venezuela tendrá bates de lujo en el Clásico1La ofensiva venezolana, su principal fortaleza, incluye además al designado Víctor Martínez (Detroit), el antesalista Martín Prado, de los Marlins de Miami; Ender Inciarte (Atlanta), y el receptor Salvador Pérez, de los Reales de Kansas City.

Para disputar la titularidad en el campocorto — una posición en la que Venezuela históricamente ha contado con estrellas como el miembro del Salón de la Fama, Luis Aparicio, y el propio Vizquel– los venezolanos tendrá a jugadores de la calidad de defensiva de Freddy Galvis (Filadelfia) y Alcides Escobar (Kansas City).

Vizquel, ganador de 11 Guantes de Oro como torpedero, se retiró en el 2012 después de 24 años en las Grandes Ligas. Un año después, comenzó su carrera como coach, y la experiencia con la selección venezolana sería su primera como piloto.

Venezuela viene de ser eliminada por primera vez en la fase inicial del Clásico. Su mejor desempeño fue en la edición de 2009 cuando finaliza en el tercer puesto.

En el próximo Clásico, que arranca el 9 de marzo, Venezuela quedó en el Grupo D de la primera ronda, junto a Italia, Puerto Rico y México, que será anfitrión en la ciudad de Guadalajara.

ROBINSON CANO ES LA ESPERANZA DE LOS MARINEROS EN EL 2017

ROBINSON CANO ES LA ESPERANZA DE LOS MARINEROS EN EL 2017Cada equipo de Grandes Ligas que busca tener una campaña exitosa necesita que sus estrellas jueguen a su mejor nivel. Para los Marineros, esa estrella es el dominicano Robinson Canó.

Por eso, pese a la gran cantidad de movimientos realizados por el gerente general Jerry Dipoto en esta temporada muerta, el factor que pocos destacan para que Seattle acabe con su sequía de 16 años sin jugar en la postemporada es la necesidad de que el segunda base vuelva a guiar al equipo con una temporada similar a su gran repunte del año pasado.

Dipoto señala que Canó tuvo “para muchos la mejor campaña de su carrera” para ayudar a los Marineros a mejorar por 10 juegos y terminar de segundos en la División Oeste de la Liga Americana con una foja de 86-76. Incluso, a sus 34 años de edad y con siete años y US$168 millones restando en su contrato, muchos se pueden atrever a insinuar que éstas son las temporadas en las que Seattle debe aprovechar la calidad de su mejor jugador en pleno apogeo.

A estas alturas hace un año, Canó era una interrogante. Había visto el final de una racha de cinco temporadas seguidas participando en el Juego de Estrellas después de una difícil primera mitad, la peor de su carrera. Y aunque el intermedista cerró la temporada del 2015 bateando .287 con porcentaje de embasarse de .334, .446 de slugging, 21 jonrones y 79 impulsadas, aquellas estadísticas fueron decepcionantes para uno de los peloteros élite de Grandes Ligas.

Entonces, ¿qué paso en el 2016? Canó se sometió en octubre del 2015 a una operación para aliviar una doble hernia, se dedicó a un programa de entrenamientos para recuperar la fuerza y luego — motivado por aquellos que se preguntaban si su carrera estaba en descenso y su propio deseo por triunfar — salió con todo desde los Entrenamientos de Primavera.

Un impresionante desempeño en la Liga del Cactus continuó en la temporada regular en la que Canó fijó marcas personales con 39 jonrones y 107 anotadas, además de batear .298/.350/.533 con 103 remolcadas.

Ese fue el Canó que todos esperaban cuando el equipo le otorgó un contrato de 10 años y US$240 millones en el 2014. Fue convocado a su séptimo Juego de Estrellas y se volvió a establecer como uno de los mejores jugadores en la Gran Carpa.

Los otros con al menos 100 anotadas y 100 empujadas en el 2016 fueron Mike Trout, Nolan Arenado, Kris Bryant y Mookie Betts. Canó tiene ahora la mayor cantidad de jonrones en la historia de los intermedistas de la Liga Americana y es el quinto de su posición en llegar a 2,000 hits, 450 dobletes, 200 cuadrangulares y 1,000 impulsadas.

Canó también sobresale por su defensa con un brazo fuerte y preciso, un aspecto de su juego que pocos señalan debido a su estilo que hace ver las cosas fáciles.

Por eso, si los Marineros quieren continuar su ascenso y por fin volver a la postemporada, es casi seguro que Canó necesitará guiar al equipo con otra campaña en salud y productiva en la parte gruesa de la alineación.