Donald Trump: imágenes de un fenómeno

Donald Trump.Donald Trump: imágenes de un fenómeno

José Lois Malkun

Si se realizara una encuesta en el país sobre quién favorece o rechaza la política del presidente de Estados Unidos, ¿qué pasaría? Un 85% de rechazo y un 15% de aprobación.

Pero este neófito de la política, controvertido empresario y excéntrico personaje norteamericano es realmente un fenómeno electrizante a pesar de su posición antiinmigrante, su intolerancia con sus opositores, su confrontación con la prensa y su estilo poco ortodoxo de gobernar.

Pero la economía bajo su mandato disfruta de uno de sus mejores momentos de las ultimas 3 décadas. El crecimiento en el 2018 superará el 3% del PIB y hay prácticamente pleno empleo con apenas 3.7% de desocupados.

La rebaja de impuestos está impulsando la inversión y la creación de empleo, el salario aumenta consistentemente, el gasto en consumo no tiene precedentes y la inflación (2.3% a septiembre) apenas supera en 0.3% los pronósticos de la FED.

La confianza del consumidor aumentó 14.8 % interanual, el índice de producción industrial un 4.9% interanual y el mercado de valores ha roto todos los récords.

Y un presidente con esos logros debería tener asegurada su reelección. Recuerden que ni el semen oval del vestido de Mónica venció a Clinton.

Sin embargo, las elecciones legislativas de noviembre mostraran si la economía se impone al rechazo a los inmigrantes, a las confrontaciones con el congreso, incluidos los de su parido, a los intentos de quitarle la nacionalidad norteamericana a los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en Estados Unidos, a su lucha con la prensa a la que odia con vehemencia, a su cuestionada riqueza salpicada de evasión impositiva, a su apoyo a las armas, y el militarismo y a sus excesos políticos en el escenario internacional al respaldar al rey de Arabia Saudita, quien aparentemente ordenó el brutal asesinato de un periodista árabe en la embajada saudí en Turquía o la simpatía mostrada con su homólogo de Filipinas, reconocido violador de los derechos humanos.

A todo ello se suman las críticas que le hacen personalidades de su país ligadas al mundo artístico, empresarial, intelectual y laboral.

¿Ganará la economía o lo demás?

Si su partido gana las legislativas entonces la economía se impuso y su reelección está asegurada. Pero si pierde, a su presidencia le quedan dos años de vida al margen de sus éxitos económicos.

En lo delante, esa pérdida electoral drenará la confianza de la gente y de su partido cerrándole el paso a cualquier futura iniciativa sobre los temas más controversiales de su agenda.

Es por ello que Donald Trump se está jugando el todo por el todo para lograr un resultado electoral favorable en noviembre, radicalizando sus posiciones sobre los temas ya mencionados.

Hagan sus apuestas y en pocos días veremos quién resulta el ganador. ¿Qué pienso como economista? Que deberíamos ganar, aunque de acuerdo a las encuestas perdemos de calle, pero esa marcha hacia la frontera, que es una metida de pata, puede favorecer a Trump.