Cuando Se Pierden Los Valores Familiares

Opinion Cuando se pierden los valores familiaresCuando Se Pierden Los Valores Familiares

Mercedes Pérez Reyes

En estos días muchos lamentan la pérdida de los valores familiares en los hogares. Y es que la sociedad está siendo dirigida por esos antivalores que en otros tiempos eran escasos y por los cuales se luchaba para que no abundaran entre las personas. El panorama de hoy es contrario, por lo que los responsables o cabezas de familias deben velar por rescatar esas cualidades positivas. El doctor en Teología de la Theological University of America, de Cedar Rapids, Iowa, Estados Unidos, y Presidente de la Sociedad de Apologistas Latinos (SAL), Antonio Cruz, entiende que los padres deben ser ejemplo positivo en todo para sus hijos. “Esto implica que la enseñanza de los valores en el hogar tiene que ser algo genuino, que no se imponga de manera dictatorial e hipócrita, sino que se argumente y se viva en la práctica cotidiana. Los pequeños responden a las actitudes paternas más que a las bellas palabras que nunca se aplican los propios progenitores”. Pérdida de valores. El también doctor en Ciencias Biológicas de la Universidad de Barcelona, España, entiende que la pérdida de valores se deba a que los padres y educadores no han sabido ser ejemplos positivos. “De nada sirve exigir a los pequeños unos comportamientos y valores determinados, cuando los propios adultos están envueltos en zozobras y ambigüedades cotidianas o cuando no se practica apenas lo que se predica”, indica. Cruz dice que la sociedad ha cambiado mucho en pocos años. Si los padres y abuelos fueron educados en la cultura del esfuerzo y del trabajo por el bien de la sociedad, “en la actualidad asistimos a un cambio de paradigma educativo donde lo que importa es el propio individuo. Es decir, el desarrollo de las capacidades individuales. Dicho cambio puede influir también en la sustitución de los valores”, comentó. Para este estudioso de los valores, que escribe las secciones “ConCiencia” y “Zoe” de la revista digital española www.protestantedigital.es, no es que se hayan perdido todos los valores, sino que en esta época hipermoderna predominan valores distintos a los de la modernidad, quizá más centrados en el desarrollo personal. “La espontaneidad, la desvinculación, la emancipación con respecto a las autoridades, el trato igualitario, la democratización de todas las relaciones, la autonomía del individuo, la tendencia a la búsqueda del placer, la aventura, el cambio constante, la variedad, la emoción y el “suspense”, etc.”. Lo malo de ésto no son esos valores en sí, sino llevarlos al extremo, porque puede afectar negativamente a la familia, generando tensiones entre padres e hijos. Lo que todo padre debería hacer. Todo el tiempo en que los padres estén junto a sus hijos, hablándoles, compartiendo experiencias, ensenándoles a vivir y a confiar en la vida, es especial. “Los padres deben buscar tiempo con sus hijos, sobre todo en los momentos difíciles en que éstos se hacen preguntas importantes sobre su propia existencia: en la adolescencia, que es la época en que se deciden las cosas más importantes de la vida, como el amor, la pareja, la profesión, los valores morales, espirituales y religiosos, etc. Hay que hacer un esfuerzo por estar junto a ellos en ese tiempo trascendental que marcará para siempre sus vidas”, aconseja Cruz. Está en RD. El doctor Antonio Cruz es un conferencista internacional que ha trascendido por sus aportes a la compresión de las verdades y valores cristianos en la sociedad actual. Junto a los conferencistas Juan Valdés, Arturo Rojas y Jorge Gil, Antonio Cruz participará en el Primer Congreso de Apologética celebrado en República Dominicana, hoy viernes y mañana sábado. Se trata de un evento que busca defender la fe cristiana mediante argumentos procedentes del ámbito de la filosofía, la ciencia y la teología contemporáneas. Es organizado por Ministerios Bet-El y será realizado en el salón de eventos del Centro Comercial Sambil a un costo de 1200 pesos por persona.