EEUU dice que funcionarios de Venezuela han discutido la “salida” de Maduro

EEUU dice que funcionarios de Venezuela han discutido la “salida” de Maduro
AFP
Washington, DC.- Un asesor de la Casa Blanca dijo que allegados a Nicolás Maduro habían discutido con Estados Unidos su “salida” como presidente de Venezuela, en tanto el líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, ridiculizó la afirmación del mandatario de que autorizó esas conversaciones.
El asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, John Bolton, dijo que esos contactos han sido secretos y sólo buscan la partida del mandatario venezolano, cuyo mandato Washington desconoce por considerarlo resultado de elecciones fraudulentas y a quien busca asfixiar con sanciones para propiciar un cambio de régimen.EEUU dice que funcionarios de Venezuela han discutido la salida de Maduro
“Como el presidente [Trump] ha declarado en repetidas ocasiones, para poner fin al robo de los recursos del pueblo venezolano y la continua represión, Maduro debe irse”, tuiteó Bolton.
“Los únicos asuntos discutidos por aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su salida y elecciones libres y justas”, agregó.
Maduro, que rompió relaciones con Washington el 23 de enero luego de que Trump reconociera a Guaidó como presidente interino, había confirmado el martes contactos con altos funcionarios de la administración Trump, diciendo que han sido bajo su “autorización expresa” y para “buscar regular” el “conflicto” entre ambos países.
“Desde hace meses tenemos contacto, así como he buscado el diálogo en Venezuela, he buscado la forma en que el presidente Donald Trump escuche a Venezuela de verdad”, dijo en un mensaje transmitido por radio y televisión.
Maduro suspendió el 7 de agosto un diálogo con la oposición mediado por Noruega, tras la última ronda de sanciones estadounidenses, que congeló los activos de Venezuela.
“Ridículo”
En rueda de prensa en Caracas, Guaidó, el jefe parlamentario que se declaró mandatario encargado para organizar nuevos comicios y cuenta con el respaldo de Estados Unidos y medio centenar de países, tachó este miércoles de “torpe” y “desesperado” a Maduro.
Maduro pretendía hacer ver que “él era el que estaba en el proceso [de conversaciones con Washington] y horas después lo desmienten y lo hacen quedar en ridículo”, dijo Guaidó en alusión al tuit de Bolton.
Guaidó no dio indicios de que él o alguno de sus partidarios hayan estado involucrados en las conversaciones secretas, pero subrayó que “la interlocución legítima de Venezuela la tiene el Parlamento (…) y su presidente encargado”.
Maduro confirmó los contactos con Washington luego de que Trump dijera el martes a periodistas que su gobierno mantiene conversaciones “con varios representantes” de Venezuela.
“No quiero decir quién, pero estamos hablando a muy alto nivel”, indicó Trump, al ser consultado sobre reportes de un acercamiento a Diosdado Cabello, considerado el líder oficialista venezolano más poderoso después de Maduro.
Cabello encabeza la Asamblea Nacional Constituyente, que en la práctica reemplazó a la Asamblea Nacional (parlamento), electa en 2015 y controlada por la oposición.
“Maduro, el usurpador, está ya desesperado y (es) tan torpe que tuvo que salir al paso a lo que decían” de Cabello, dijo Guaidó.
“No puede confiar en su círculo”
Caracas y Washington carecen de embajadores desde 2010 y en marzo de este año, dos meses después de que Maduro rompiera relaciones, Estados Unidos retiró a todos sus diplomáticos del país.
Pero Elliott Abrams, representante de Trump para la crisis venezolana, ha dicho que Washington conserva un canal con Caracas.
Consultado por AFP, un portavoz del Departamento de Estado estadounidense dijo, sin dar nombres, que “en los últimos meses, decenas de los supuestos aliados más cercanos de Maduro han intentado vincularse con Estados Unidos para negociar su partida”.
“Maduro es muy consciente de que no puede confiar en su círculo de asesores”, dijo este funcionario que prefirió no ser identificado.
Tras una fallida rebelión militar liderada por Guaidó el 30 de abril, Bolton dijo que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y otros líderes clave habían comprometido su apoyo para sacar a Maduro pero terminaron respaldando al asediado mandatario.
El exjefe de inteligencia de Venezuela, Cristopher Figuera, quien huyó a Colombia tras coordinar el fracasado alzamiento liderado por Guaidó, apareció en junio en Estados Unidos afirmando que Maduro puede caer.
Washington viene presionando a Maduro con una batería de sanciones, entre ellas el reciente bloqueo de activos de Venezuela y un embargo de facto al crudo venezolano, crucial para su economía, con el fin de que acepte las demandas de la oposición a renunciar y celebre nuevas elecciones presidenciales. Pero el mandatario venezolano se ha negado firmemente a ceder, sostenido por Rusia, Cuba y China.
“Estamos ayudando a Venezuela tanto como podemos. Nos mantenemos al margen, pero la estamos ayudando. Necesita mucha ayuda. Hace 15 años era uno de los países más ricos, ahora es uno de los países más pobres”, dijo Trump el martes.