Se estanca en Nueva Jersey proyecto que legalizaría la marihuana recreativa

Se estanca en Nueva Jersey proyecto que legalizaría la marihuana recreativaSe estanca en Nueva Jersey proyecto que legalizaría la marihuana recreativa

EFE

Trenton, NJ.- El intenso cabildeo del gobernador Phil Murphy y de representantes de la industria de la marihuana no fueron suficientes para reunir los votos necesarios para aprobar el proyecto que legalizaría el uso de la marihuana con fines recreativos.

Aunque el Senado y la Asamblea de Nueva Jersey están dominados por los demócratas, Murphy tuvo un revés político al no lograr convencer a los legisladores de su propio partido para que apoyaran la iniciativa, que fue una promesa clave de su campaña electoral.

La votación, que estaba en agenda de las dos cámaras el pasado lunes 25 de marzo, fue cancelada por el presidente del senado estatal, Stephen Sweeney, poco antes de iniciarse los trabajos porque no contaba con el apoyo suficiente.

“Pocas veces se hace historia en el primer intento. Pero eventualmente las barreras caen para aquellos que están comprometidos con derribarlas”, dijo Murphy en una conferencia de prensa en la que manifestó su desacuerdo con lo ocurrido, acompañado por Sweeney, y el vocero de la Asamblea, Craig Coughlin.

Murphy, que buscaba que Nueva Jersey se uniera a diez estados y el distrito de Columbia que ya han aprobado la marihuana recreativa, afirmó además desconocer cuándo el Parlamento podría retomar el tema.

“Más vale tarde que nunca”, argumentó el demócrata, al manifestar que esperaba que ello ocurriera antes del próximo otoño.

Insistió en que “es lo correcto” para Nueva Jersey y en que “la gente está de nuestro lado”.

Según ya había trascendido a los medios locales, la propuesta tenía más opciones de ser aprobada en la Asamblea, pero enfrentaba mayor rechazo en el Senado, motivo por el cual no se llevó a cabo la votación en esa cámara, pero tampoco en la Asamblea.

Sweeney y Coughlin aseguraron que no será el final para la propuesta, que estuvo meses sobre la mesa de negociaciones y que legalizaría el uso de la yerba para mayores de 21 años.

“Tuvimos mas cerca que nunca la meta. Hoy no marca el final del proceso y de los esfuerzos. Sigo comprometido con promulgar el proyecto”, que sirva de “modelo nacional”, señaló además el líder de la Asamblea.

El gobernador Murphy había dedicado las últimas semanas junto con otros políticos y representantes de la industria de la marihuana a intentar conseguir los votos que necesitaba para el proyecto, que hubiese establecido un organismo regulador que se encargaría de asignar permisos para los productores y distribuidores y de los impuestos sobre el producto.

Sin embargo, la legislación toca también muchas otras áreas, y una de los más importantes es el del sistema de Justicia, para eliminar los historiales delictivos de personas condenadas por delitos vinculados a la marihuana.

El proyecto proponía también que aquellos que están actualmente en prisión o que tienen multas impuestas puedan solicitar el levantamiento de esas penas y que se prohíba a empresas e instituciones tener en cuenta condenas por marihuana a la hora de evaluar a candidatos.